2 FUNDAMENTOS


2.1 Fundamentos Físicos

2.1.1 Luz, Láser y sus Principios Básicos


La luz puede ser descrita como una emisión electromagnética, y como tal tiene algunas características que la identifican plenamente. Esas emisiones son conocidas, genéricamente, por radiaciones u ondas electromagnéticas, y están contenidas en una gran banda o faja, que está subdividida de acuerdo con algunas características físicas peculiares. Existen las que no podemos ver, tales como las ondas sonoras emitidas por alguien que canta y las ondas de radio AM y FM (figura 3), y existen aquellas que podemos ver, tales como las lumínicas, compuestas de fotones, por ejemplo la luz emitida por las bombillas de las lámparas de casas.
Las emisiones están organizadas según lo que llamamos de "Espectro de Radiaciones Electromagnéticas", basado en una característica particular: La longitud de onda (figura 4). Ese espectro es compuesto por radiaciones infrarrojas, radiaciones visibles, radiaciones ultravioletas, radiaciones ionizantes (rayos x y rayos gama), además de otros tipos de radiaciones las cuales no hacemos referencia en este trabajo. Los láseres utilizados para tratamiento médico, odontológico y veterinario (son los que llamamos de “Ciencias de la Vida”) emiten radiaciones que están ubicadas en el rango de las radiaciones visibles, infrarrojas y ultravioleta y no son ionizantes.
Para que podamos identificar en que parte del espectro está clasificada una determinada radiación, necesitamos conocer la longitud de dicha onda, que es la distancia medida entre dos picos consecutivos de una trayectoria ondulatoria (en forma de onda) (figura 5). La unidad utilizada para expresar esa grandeza es una fracción del metro, normalmente el nanómetro, que es equivalente a 0,000000001 metro (1nm = 1 nanómetro = 1x10-9m):
Una manera simple de entender el concepto de espectro es observando un arco iris (figura 4). Este fenómeno natural es formado por la descomposición de la luz blanca en siete colores básicos. Estos siete colores, que podemos ver, forman parte del espectro de radiaciones electromagnéticas, son definidas por la longitud de onda y cuando son mezcladas generan color blanco. Cada color emitido tiene una medida de longitud de onda propia, y eso sucede con otros colores que no conseguimos ver, pero cuyos efectos podemos sentir.


Figura 3. Oscilaciones, radicaciones u ondas electromagnéticas, son expresiones que poden ser usadas como sinónimos.


Figura 4. Espectro de radiaciones electromagnéticas.


Figura 5. Mensuración de la longitud de una onda electromagnética.

En la escala de longitud de onda, abajo del rango de emisiones que llamamos de "visible", tenemos el "ultravioleta", que es una región muy amplia en términos de longitud de onda. La emisión ultravioleta es responsable por el oscurecimiento de la piel cuando nos exponemos al sol.
Arriba del rango de emisiones que llamamos "visible", tenemos el "infrarrojo", que es también una región mucho más amplia que la región que conseguimos ver. Este tipo de emisión es la responsable por el calentamiento que observamos en la luz generada por los aparatos fotopolimerizadores que utilizan fuente de luz halógena, y que es comúnmente llamada de "calor".
El láser es una luz, y por lo tanto tiene el comportamiento de luz, o sea puede ser reflejado, absorbido o transmitido, utilizando o no espejos en el proceso (figura 6). Sin embargo, es una luz con características muy especiales, tales como: unidireccionalidad, coherencia, monocromaticidad.


Figura 6 – El láser tiene el comportamiento de luz.

La luz puede ser entendida como pequeños paquetes de energía (fotones) caminando según una trayectoria ondulatoria.
El láser es un tipo de luz- cuyos fotones son idénticos y se propagan sobre trayectorias paralelas, diferentemente de la luz común, donde fotones de longitudes de onda diversos son emitidos y se propagan de forma caótica, en todas las direcciones (figura 7). Y todavía una luz coherente, donde los picos y valles de todas las trayec¬torias en forma de ondas de los fotones que la componen, coinciden en términos de dirección y sentido, amplitud, longitud y fase. Son esos aspectos que la hacen diferente de la luz común, donde no existe sincronía entre fotones emitidos (figura 8). Como todos los fotones emitidos por un aparato láser estándar son idénticos, se propagan según trayectorias, dirección, sentido, amplitud y fase idénticos. Por lo tanto, son dispositivos capaces de emitir luz con longitud de onda única y definida. Podemos, entonces decir, que esos fotones son de color pura (figura 9).


Figura 7 – El láser es una luz pasible de sufrir colimación, o sea, camina de manera “paralela”, distinto de la luz comum que se pierde en el tiempo y en el espacio.


Figura 8 – El láser es una luz coherente.


Figura 9 - El láser es una luz monocromática.

Para la producción de un láser, son necesarias algunas condiciones especiales. En primer lugar se necesita de un "medio activo", compuesto por substancias (gaseosas, líquidas, sólidas o aún por sus asociaciones) que generan luz cuando son excitadas por una fluente de energía externa. Ese proceso de excitación es denominado de Bombeo y su función es transformar el medio activo en medio amplificador de radiación, ya que promueve en el medio activo el fenómeno denominado Inversión de Población, o sea, los electrones de la camada de valencia del medio absorben la energía bombeada y saltan para un nivel de energía más externo. Como ese segundo nivel que está más distante de la influencia del núcleo, su nivel de energía es mayor. Llamamos a esa situación de estado metastable. Cuando el primer electrón decae, retorna al primer nivel con menor energía (energía original) y ocurre la liberación de un “pequeño paquete" de energía altamente concentrado, al cual llamamos fotón (figura 10). Ese fotón acaba por excitar el decaimiento de los demás átomos, que ya estaban en estado excitado (meta estable). Eso genera un proceso en cascada y con crecimiento en progresión geomé¬trica, que resulta en la emisión estimulada de radiación (Bagnato, 2001).
El medio activo debe estar contenido en un depósito denominado Cavidad Resonante. En las extremidades internas de esa cavidad deben existir espejos, siendo uno de ellos de reflejo total y otro de reflejo parcial. Eso asegura que ese sistema compuesto por reacción óptica y medio activo sea la sede de una oscilación láser. Como la cavidad del láser es compuesta por espejos en sus extremidades, esa radiación es amplificada, o sea, los fotones emitidos por estímulo entran en fase (todos los fotones asumen una misma dirección) y permiten que ocurra un incremento a cada "viaje" (reflexiones múltiplas) completada dentro de la cavidad.
Existen muchos tipos de láseres, pero, el principio básico para producirse un haz de láser es el mismo para todos, sea un láser quirúrgico, terapéutico o de diagnóstico (figura11).


Figura 10. Formación de un fotón.


Figura 11. Diagrama de la cavidad resonante de un láser genérico.

Para la identificación del láser, necesitamos conocer su fuente generadora (caracterizada por el medio activo que va a generar la luz láser) y su intensidad (caracterizada por la potencia óptica producida o energía generada del láser). Del mismo modo que las bombillas residenciales son identificadas por su potencia, normalmente expresada en Watts, también utilizamos esta unidad (o una fracción de ella), para identificar la potencia de los láseres (1mW = 1miliWatt = 0,001 Watt).
La última característica relevante de los láseres es referente a su régimen de funcionamiento, o sea, existen aquellos que cuando son activados, permanecen conectados continuamente hasta ser desconectados (láseres continuos, CW) y existen otros tipos que funcionan de forma pulsante o con llave (figura 12), o sea, están parte del tiempo conectados y otra parte desconectados. La mayoría de los láseres terapéuticos operan en modo continuo.


Figura 12. Distintos tipos de emisiones de un diodo láser.

 
próximo

SUMÁRIO


Profa. Dra. LUCIANA ALMEIDA LOPES

RESUMEN


1 INTRODUCCIÓN

2 FUNDAMENTOS
2.1 FÍSICOS
2.1.1 LUZ, LÁSER Y SUS PRINCIPIOS BÁSICOS

2.1.2 LÁSER DE SEMICONDUCTOR
2.1.3 ASPECTOS HISTÓRICOS DEL LÁSER
2.1.4 ASPECTOS TEÓRICOS
2.1.4.1 LÁSERES TERAPÉUTICOS
2.1.4.2 CONCEPTO DE RADIACIÓN, FLUENCIA Y ENERGÍA DEPOSITADA
2.1.4.3 LONGITUD DE ONDA
2.2 FUNDAMENTOS BIOLÓGICOS
2.2.1 CONCEPTO DE FOTO BIOACTIVACIÓN

2.2.2 DIFERENCIA EN LOS MECANISMOS DE ACCIÓN ENTRE LA
LUZ VISIBLE DE UN LÁSER Y LA INFRARROJA

2.2.3 ACTUACIÓN DE LA TERAPIA CON LÁSER DE BAJA INTENSIDAD
2.2.4 APLICACIONES CLÍNICAS

3 NORMAS DE SEGURIDAD

4 PARÁMETROS AJUSTABLES
a) Selección de longitud de onda
b) Selección del modo de emisión del láser
c) Selección de Potencia
d) Diámetro del haz.
e) Fluencia
f) Tiempo de aplicación

Consideraciones Generales

5 INDICACIONES CLÍNICAS
5.1 REPARACIÓN DEL TEJIDO BLANDO
5.1.1 ENFERMEDADES SISTÉMICAS CON MANIFESTACIÓN BUCAL
5.2 REPARACIÓN DE TEJIDO ÓSEO
5.3 REPARACIÓN DE TEJIDO DENTAL
5.4 REPARACIÓN DE TEJIDO NERVIOSO
5.5 OTROS


6 TÉCNICA DEL DRENAJE LINFÁTICO DE ALMEIDA-LOPES

6.1 PRINCIPALES REDES LINFONODULARES PALPABLES DE CABEZA Y CUELLO
6.2 DESCRIPCIÓN SUCINTA DE AS PRINCIPALES CADENAS LINFONODULARES PALPABLES Y DE INTERÉS ODONTOLÓGICO
6.3 LÁSER EN EL DRENAJE LINFÁTICO



7 CONCLUSIONES


REFERENCIAS