2.1.4.2 Concepto de Irradiancia, Fluencia y Energía Depositada

Irradiancia es el término que los fotobiólogos usan como sinónimo para densidad de potencia (DP), que es definida como siendo la potencia óptica útil del láser, expresada en Watts (W), dividida por el área irradiada, expresada en centímetros cuadrados (cm²). Es a través del control de la irradiancia que el cirujano puede cortar, vaporizar, coagular o "soldar" el tejido, cuando se utilizan los láseres quirúrgicos. La densidad de potencia apropiada puede también generar fotoactivación a partir de un láser de baja intensidad de energía (láser terapéutico).
Fluencia es el término utilizado para describir la tasa de energía que está siendo aplicada en el tejido biológico. Al multiplicar la irradiancia (expresada en Watts) por centímetro cuadrado en (W/cm²), por el tiempo de exposición (expresado en segundos) obtendremos la fluencia o densidad de energía, o aún dosis de energía (DE) expresada en joules por centímetro cuadrado (J/cm²).
Energía es una grandeza física que, en el caso de la laserterapia, representa la cantidad de luz láser que está siendo depositada en el tejido, y es definida multiplicándose la potencia óptica útil del aparato láser (expresada en Watts) por el tiempo de exposición (expresado en segundos). El resultado obtenido tiene como representación la unidad Joule (J).
La discusión sobre aspectos matemáticos será retomada en tópicos posteriores, pues en esta etapa, la cuestión que realmente interesa a los profesionales del área odontológica es lo que significan esas grandezas, y como se relacionan. Creemos que a través de ejemplos podremos tornar claros estos importantes conceptos:
1. Para una dada potencia, las variaciones en la irradiancia pueden producir efectos sobre el tejido biológico que son nítidamente diferenciados. Por ejemplo, un láser con potencia de salida de 10 W, irradiando un área de 10cm², presentará irradiancia igual a 1W/cm². Si el mismo láser fuese focalizado sobre un área de 1cm² la irradiancia será aumentada 10 veces, probablemente generando daño térmico al tejido biológico, dependiendo del tiempo de exposición.

Conclusión: Para que definamos si un aparato láser puede causar daño térmico, debemos analizar la irradiancia generada, y no la potencia óptica útil del aparato láser en cuestión.
2. Para una dada cantidad de energía a ser depositada, variaciones en la fluencia pueden producir efectos sobre el tejido biológico que son nítidamente diferenciados. Por ejemplo, imaginemos que debemos aplicar una dosis total de 30J sobre un punto. En una primera hipótesis, imaginemos que los 30J sean aplicados en 1 segundo, sobre un área de 1cm². Tendremos, entonces, irradiancia igual a 30W/cm² que probablemente ocasionará daño térmico al tejido biológico. Imaginemos ahora, que los 30J) sean aplicados sobre la misma área en 30 segundos. Tendremos, para esa situación, irradiancia igual a 1W/cm², lo que no ocasionará daño térmico al tejido biológico.
Conclusión: La cantidad de energía que será suministrada es importante, pues los tejidos responderán mejor a la dosis adecuada de energía, entre tanto, la forma como esta energía es depositada también es muy importante.
Utilizando como analogía sistemáticas convencionales adoptadas en Odontología o Medicina, al prescribir un antibiótico, la dosis medicamentosa es administrada como en el ejemplo a seguir: Amoxixilina, 500mg, 1 cucharada de sopa, a cada 8 horas, o sea, el nombre del principio activo y su posología (concentración del principio activo, miligramos, cantidad y frecuencia de uso de la referida droga).
Cuando nos referimos a la laserterapia, será indicada la dosis expresa en Joules (energía, que es la cantidad de luz láser depositada en el tejido), la fluencia expresada en J/cm² (Joules por centímetro cuadrado), que es la tasa de deposición de esa energía (el modo como la energía será depositada) y el número estimado de sesiones, siguiendo el mismo principio adoptado en la prescripción del antibiótico del ejemplo mencionado anteriormente.
La energía (cantidad de luz láser aplicada) y la fluencia, son conceptos fundamentales para la Biomedicina, ya en Medicina y Odontología, el término utilizado para definir el mismo concepto, es dosis. Utilizando aún la analogía de la prescripción del antibiótico, para que se obtenga determinado efecto medicamentoso, la dosis terapéutica administrada es fundamental, es decir, la prescripción de una dosis muy baja por kilogramo/peso del paciente, implica en la no obtención del resultado esperado. Ya la prescripción de una dosis muy alta, puede llevar al paciente a la intoxicación, o aún a un choque anafiláctico. Lo mismo sucede con la prescripción de terapia con láser de baja intensidad, es decir, dosis muy bajas no causan efectos satisfactorios en los tejidos, mientras que dosis muy altas en tejido blando, pueden llevar a una inhibición del proceso cicatricial (esto é verdad solamente para tejido blando).
 
 anterior

SUMÁRIO


Profa. Dra. LUCIANA ALMEIDA LOPES

RESUMEN


1 INTRODUCCIÓN

2 FUNDAMENTOS
2.1 FÍSICOS
2.1.1 LUZ, LÁSER Y SUS PRINCIPIOS BÁSICOS

2.1.2 LÁSER DE SEMICONDUCTOR
2.1.3 ASPECTOS HISTÓRICOS DEL LÁSER
2.1.4 ASPECTOS TEÓRICOS
2.1.4.1 LÁSERES TERAPÉUTICOS
2.1.4.2 CONCEPTO DE RADIACIÓN, FLUENCIA Y ENERGÍA DEPOSITADA
2.1.4.3 LONGITUD DE ONDA
2.2 FUNDAMENTOS BIOLÓGICOS
2.2.1 CONCEPTO DE FOTO BIOACTIVACIÓN

2.2.2 DIFERENCIA EN LOS MECANISMOS DE ACCIÓN ENTRE LA
LUZ VISIBLE DE UN LÁSER Y LA INFRARROJA

2.2.3 ACTUACIÓN DE LA TERAPIA CON LÁSER DE BAJA INTENSIDAD
2.2.4 APLICACIONES CLÍNICAS

3 NORMAS DE SEGURIDAD

4 PARÁMETROS AJUSTABLES
a) Selección de longitud de onda
b) Selección del modo de emisión del láser
c) Selección de Potencia
d) Diámetro del haz.
e) Fluencia
f) Tiempo de aplicación

Consideraciones Generales

5 INDICACIONES CLÍNICAS
5.1 REPARACIÓN DEL TEJIDO BLANDO
5.1.1 ENFERMEDADES SISTÉMICAS CON MANIFESTACIÓN BUCAL
5.2 REPARACIÓN DE TEJIDO ÓSEO
5.3 REPARACIÓN DE TEJIDO DENTAL
5.4 REPARACIÓN DE TEJIDO NERVIOSO
5.5 OTROS


6 TÉCNICA DEL DRENAJE LINFÁTICO DE ALMEIDA-LOPES

6.1 PRINCIPALES REDES LINFONODULARES PALPABLES DE CABEZA Y CUELLO
6.2 DESCRIPCIÓN SUCINTA DE AS PRINCIPALES CADENAS LINFONODULARES PALPABLES Y DE INTERÉS ODONTOLÓGICO
6.3 LÁSER EN EL DRENAJE LINFÁTICO



7 CONCLUSIONES


REFERENCIAS